Quien regula las casas de apuestas en España

Desde hace muchos años, el negocio de las apuestas en España, había trabajado de manera libre bajo sus propias reglas; es decir, no existía ningún marco legal que regulara su actividad en el país.

En ese momento las casas de apuestas no pagaban ningún tipo de impuesto en España, y los usuarios tampoco gozaban de seguridad y protección al invertir su dinero.

Todo eso cambio en mayo de 2012 cuando se realizó la aprobación de la Ley de Regulación del Juego, en donde la Ordenación del Juego estableció que las casas de apuestas que deseaban tener una licencia para operar de manera legal, debían cumplir algunas garantías indispensables para prevenir la ludopatía, proteger a los menores de edad, el dinero de sus clientes, entre otros.

En el caso de las apuestas online, las casas de juego que decidieran operar desde España, debían cumplir con el requisito de trabajar  bajo el dominio “.es”, ya que las que siguieran con el dominio “.com” estarían incurriendo en el delito de operar sin autorización, y serían bloqueadas por el Gobierno de España.

Luego de esto, fueron muchas las casas de apuestas por internet que decidieron solicitar su licencia, además del sello de juego expedido por la Dirección General de Ordenación del Juego.

Es importante mencionar que en ambos casos, solo reciben la licencia, las casas de apuestas que cumplan con todos los requisitos establecidos por la ley de regulación, sin excepciones.

art-1-foto-1

Ahora bien, desde la aprobación de la Ley de Regulación del Juego, dejaron de tener presencia en España las casas de apuestas ilegales, así como las apuestas de juegos por Internet del tipo de apuestas cruzadas deportivas, o máquinas tragaperras en donde los usuarios realizaban apuestas unos contra otros.

Por otro lado, la ley obligaba a las empresas a registrarse y facturar en España; esto permitió que los usuarios se sintieran más tranquilos cuando realizaban sus apuestas, ya que lo harían en sitios que tendrían una licencia para operar de manera legal.

art-1-foto-2

Finalmente el objetivo principal de la regulación de las casas de apuestas en España por la Ordenación del Juego, fue todo un éxito, logrando así que los usuarios puedan disfrutar de las apuestas, sin tener el riesgo de ser estafados.

Esto no quiere decir que estemos protegidos contra los términos abusivos de las casas de apuestas y que nos puedan limitar cuando quieran. Queda mucho camino por andar.

De esta manera, todos tienen la seguridad de que podrán cobrar todo lo que hayan ganado en sus apuestas, hasta el último centavo.