Porque ganan las casas de apuestas

El negocio de las casas de apuestas es muy rentable, y esto es gracias a los aficionados del deporte, ya que son ellos los principales clientes de las apuestas deportivas.

Hay muchas contradicciones sobre este tema, ya que algunas personas consideran que su ganancia es mayor a su inversión, y otras que  afirman todo lo contrario.

En el caso de las personas con suerte en las apuestas, se debe a que tienen tiempo en el área, y saben manejar su bank; es decir, saben dónde deben apostar y donde no, además de que analizan cada apuesta que realizan. Sin embargo, no hay certeza de que todos cuenten con ese conocimiento, y generen esas ganancias que mencionan.

¿Cómo sobreviven las casas de apuestas?

Las casas de apuestas viven de los apostadores casuales; es decir esas personas que hacen apuestas confiando en que su equipo saldrá victorioso. Son ellas las que hacen la mayor inversión en las apuestas, debido a que su propósito es que su equipo sea el ganador, independientemente del monto que recibirán por su apuesta.

Otros clientes potenciales de estas casas, son los apostadores compulsivos, quienes no son capaces de controlarse por sí mismos para apostar. En la mayoría de los casos, tienen un conocimiento leve o nulo sobre las apuestas. Su obsesión por recuperar el dinero invertido, los vuelve adictos, y terminan apostando dinero, o propiedades que no le pertenecen.

art-6-foto-1

La clave de la ganancia de las casas de apuestas

La clave está en las cuotas que les imponen a los jugadores cuando realizan las apuestas; esto hace referencia  a que los márgenes de beneficios por las apuestas son más pequeños, logrando que las cuotas sean mejores para sus clientes.

Los clientes se sienten motivados con esta estrategia,  ya que pueden realizar varias apuestas al día, cancelando un monto muy bajo.

Por ejemplo, cuando se realiza una apuesta con dos posibles resultados,  como en un partido de tenis,  la apuesta tiene una cuota de 2-2.

Sin embargo, esto es imposible de ver, ya que las casas tienen un margen de beneficios que van dese el 1,8-1,8 hasta el 1,95-195.

art-6-foto-2

Este margen restante de 0,05 y 0,20 va directamente a las casas de apuestas, aunque no es un porcentaje muy alto, a largo plazo se convierte en algo rentable.

Como puedes ver, las casas de apuestas nunca juegan a perder.

La realidad es que sólo un porcentaje relativamente bajo, va directamente a los usuarios que hacen sus apuestas deportivas en estas casas.